Microsoft puso hoy a disposición del público Azure Stack , que trae la experiencia de Azure, así como las capacidades de infraestructura y plataforma como servicio a los centros de datos de los clientes. Con Azure Stack, los equipos de TI podrán combinar de manera sencilla, aplicaciones empresariales con aplicaciones y servicios modernos y bien distribuidos, al tiempo que mantienen una supervisión centralizada.

 

Construido en la misma tecnología básica que Azure, Azure Stack extiende las inversiones de Microsoft en una infraestructura segura y más flexible, definida por software. La próxima versión previa de Windows Server 2016 está disponible hoy, para brindar una plataforma Premium para aplicaciones empresariales y en la nube, con tecnologías como Nano Server, una opción de instalación ligera.

 

Disponible hoy, Microsoft Operations Management Suite (OMS) es una solución basada en la nube, que extiende las capacidades de manejo de System Center a través de casi cualquier nube híbrida, que incluye Azure, nubes de terceros como Amazon Web Services, Windows Server, Linux, VMware u OpenStack. OMS extiende System Center 2016, que también está disponible en versión previa esta semana.

 

Microsoft cree que las empresas deben ver a la Nube como un modelo, no un lugar. Este modelo corta a través de infraestructura, aplicaciones y gente, y requiere un enfoque de nube híbrida que brinda consistencia a través de las nubes privadas, hospedadas y públicas.

 

Para convertir en realidad este modelo, los clientes necesitan una plataforma de nube consistente que abarque ambientes híbridos. Microsoft es capaz de cumplir esta necesidad de una manera en donde la plataforma es probada en una nube pública de hiper-escala y extendida a nubes privadas y hospedadas.

 

La empresa basada en California ofreció compartir  mucha más información sobre Azure Stack en los días siguientes, comenzando con un webcast de Mark Russinovich (CTO de Microsoft Azure) y Jeffrey Snover (Jefe de Arquitectura de Nube Empresarial) el 3 de febrero de 2016.

Fuente CIO